big data contenido digital.jpeg

Con la digitalización hemos creado muchos datos que han pasado del formato analógico al digital.

El Big Data es un fenómeno que empezó a principios de esta década fruto de esta digitalización. Con el uso masivo de Internet y las redes sociales se ha creado una huella digital enorme a nivel mundial.

Guardar, procesar y sacar valor a todos estos datos es el reto tecnológico al que nos enfrentamos ahora y el provecho del Big Data. También para la gestión del contenido digital.

¿Qué puede ofrecerme como empresa?

Son muchas las opciones que ofrece el buen análisis de todos estos datos pero todas ellas se resumen en dos: conocerse mejor como empresa y conocer mejor a los clientes.

Los datos que una empresa digitalizada almacena se generan en tiempo real y provienen de fuentes muy variadas (redes sociales, datos de registro de usuarios, tablas de Excel…).

Para tratarlos se requiere de herramientas tecnológicas muy específicas. Bien gestionados pueden arrojar datos como cuál es nuestra reputación en las redes, cómo es el cliente que nos elige, por qué productos muestra más interés… y lo más importante: realizar predicciones basadas en patrones anteriores de comportamiento.

Se puede predecir la demanda que vas a tener el año que viene, qué tipo de producto o servicio es el más idóneo o cuál es el mejor momento para interactuar con un cliente y qué decirle.

“Puedes controlar todo el funnel de compra o ‘viaje del consumidor’, desde que empieza a interactuar con la empresa hasta que compra el producto que le interesa”, explica la responsable de negocio digital de Eurecat, Eulàlia Soler.

La personalización de los contenidos

Todo esto trasladado a las empresas de comunicación se traduce en “utilizar el Big Data para mejorar los rendimientos de la publicidad (predecir en qué zona del periódico el anuncio va a tener más impacto, cuándo va a causar más interés y qué tipo de anunciantes son los más deseados por nuestros clientes) pero, sobre todo, para apostar por la personalización de los contenidos.

“Personalizar los medios de comunicación para cada consumidor es algo que se está empezando a tener en cuenta”, asegura la experta.

Con el análisis del Big Data se pueden extraer conclusiones como qué noticia va a generar más audiencia, en qué franja horaria es mejor darla a conocer a los usuarios y dónde posicionarla, por ejemplo.

El análisis de la huella que deja el usuario al navegar por la página es otra de las ventajas.

Saber si se detiene más en las noticias que llevan imagen o vídeo, qué secciones son las más consultadas o cómo se desplaza con el ratón por nuestra página (más rápido, más lento o en qué dirección) está contribuyendo a que muchos medios digitales prioricen un tipo u otro de informaciones en función de su lector y utilicen estos datos para el objetivo que persigan en ese momento: fidelización de los clientes consolidados o alcanzar público nuevo.

Además, grandes compañías pueden aprovecharse del Big Data y la inteligencia artificial para conocer cuál es su ‘estado de salud’ fuera de sus ‘fronteras’.

Averiguar si están hablando bien o mal de ti es importante para saber qué corregir y en qué seguir apostando. “El análisis de la reputación se basa en el rastreo de los comentarios que los usuarios realizan de tu marca en las redes sociales más potentes como Facebook, Twitter e Instagram”, especifica Soler. Se trata de poder tenerlo todo bajo control y conocer de cerca el feedback de los clientes.

Así, si tu empresa está buscando contar con un buen plan estratégico de marketing, mejorar la eficiencia en el rendimiento de los trabajadores, conocer en tiempo real todas las interacciones con la empresa de los usuarios y personalizar los productos que ofrecer a los clientes, el uso del Big Data puede ser una de sus piedras angulares.

Comment